605750876 - 636347413

El invierno, la época perfecta para la poda de robles

El roble es un árbol robusto muy usado en jardines, calles principales y espacios verdes de muchos pueblos y ciudades. Se trata de un árbol de gran porte que puede llegar a superar los 40 metros de altura con facilidad.

El roble es una especie que no soporta veranos calurosos, tolera menos el frío y exige menos humedad que otros árboles. Por ello, es habitual encontrarlo en zonas más bajas. Su madera es dura y muy empleada en construcción y muebles, por lo que su uso es muy frecuente. Además se trata de un árbol de copa amplia, tronco leñoso con grietas longitudinales y de hoja caduca.

Cómo y cuándo es mejor podar el roble

Al podar los robles durante el invierno, los cortes pueden cicatrizar a lo largo de la primavera y su recuperación es mucho más efectiva y rápida. Hay que tener en cuenta que los robles son árboles hermosos con su abundante follaje y sus enormes ramas, pero mantenerlos sanos y fuertes requiere bastante trabajo y algo de técnica para no perjudicarlo.

Por todo ello, la mejor época para poder el roble suele ser entre los meses de enero y marzo.

Si necesitas ayuda profesional para la poda de árboles, puedes pedirnos asesoramiento en Jardinería Loiu o visitar nuestros servicios de Podas de árboles para informarte.

Para podar el roble deben tenerse en cuenta los siguientes aspectos:

  • Lo más importante en la poda del roble es la retirada de ramas secas, la eliminación de malos cortes anteriores dejados de otras podas y la eliminación de ramas entrecruzadas o que se molesten entre ellas. Lo más importante es tener en cuenta que cuanto más pequeño sea el corte realizado, mejor sera la cicatrización y mucho menor la herida. Además, se recomienda usar algún tipo de fungicida para evitar podredumbres y ataques de hongos en el roble. El corte nunca deberá ser plano para evitar exceso de humedad en estas heridas tras la poda del árbol.
  • Es importante elegir una rama dominante para que sea la guía y conseguir que el roble crezca sano y dé una buena sombra. Con el tiempo, las ramas se dividen en múltiples guías y provocan que el árbol se debilite conforme vaya creciendo, por ello es importante elegir la adecuada como guía (que suele ser la más centrada respecto al tronco del árbol). El resto de ramas deberás reducirlas de tamaño para permitir que la rama dominante elegida reciba más luz solar y crezca de la mejor forma.
  • La herramienta a utilizar, como podéis ver en esta imagen de una de nuestras podas en Jardinería Loiu suele ser la motosierra, que garantiza un corte limpio o, en el caso de robles pequeños, puede ser suficiente con el uso de una sierra pequeña.

poda de robles en invierno

 

Comentarios

Deja tu comentario

Tu email no será publicado.

*